19 de febrero de 2011

ALGO DE HISTORIA DE LA PLAZA DE OLAVIDE

ARTÍCULO ORIGINAL PUBLICADO EN EL BLOG "ANGEL DE OLAVIDE" EL 20 DE ENERO 2008


“Ese corazón secreto con el que late Chamberí”. Así retrata Rafael Reig a la plaza de Olavide. En otros tiempos fue la tripa, el hígado y los riñones. Hasta que en 1974 un malhadado regidor de la villa y corte decidió dinamitar el mercado municipal que construyó el arquitecto Ferrero en 1931 y que a su vez era continuación de una vieja estructura, procedente por cierto de unos restos del Mercado de la Cebada, que cubría desde 1875 una serie de puestos callejeros. Esa historia de derribos la ha contado extraordinariamente bien mi amigo Enrique en su blog.
Ya he contado algo de Olavide al hablar de Chamberí. También he traído a estas páginas escenas diarias de la vida de la plaza y del barrio. Digamos para ofrecer un pequeño apunte histórico que Olavide surge de una fuente entre calles y que se mantiene como una casbah indestructible en la cuadrícula que el plan de ensanche de Castro prevé para el barrio desde mediados del XIX.
Hasta entonces todo el perímetro que hoy se contiene entre Santa Engracia por el este, Luchana por el sur, Fuencarral y Bravo Murillo por el oeste y José Abascal por el norte no era mas que un descampado extramuros de la ciudad floreado de algún viejo convento y alguna mansión de placer. Si acaso campamento gitano al que llegó la gitana Preciosa de Cervantes.
Cuando las costuras de la vieja y endeble muralla entre las puertas de Santa Bárbara y la de Fuencarral se desbordan ya estamos en 1820-1830. Las 200.000 almas que habitan Madrid buscan nuevos espacios y estos andurriales se convierten en una especie de pequeña medina sin orden ni concierto. Casas de lenocinio, talleres de carpintería, granjas de porcino, tejares- con esa denominación de Tejares se conocía al barrio en aquellos años- mas un universo tabernario que daba miedo a los coetáneos. En 1837 el ayuntamiento empieza a preocuparse. El alcalde Lino Campos escribe “este municipio no debe mirar con indiferencia la construcción de unas miserables barracas, asilo de ladrones…”. Parece que cuesta arrancar en tales propósitos fiscalizadores pero el caso es que 20 años después Mesonero Romanos habla de “muchas calles rotuladas y alumbradas de noche, quince o veinte fábricas, baño hidroterápico, fondas y casas de recreo, escuelas, boticas, tiendas, almacenes, jardines y paseos…”. Este Mesonero debía de ser algo pelota pero no cabe duda que algo había cambiado. Por ejemplo en 1856 se construye el primer depósito del Canal de Isabel II, precisamente en lo que es hoy la glorieta de San Bernardo.
El plan Castro arranca, aunque en esta parcela del barrio centrada en lo que es hoy la plaza de Olavide tiene que transigir con la vieja estructura anárquica. De aquella época anterior a 1850 yo creo que no queda nada en el barrio. Casas de una altura que yo conozca solo queda una en la calle de Sagunto a la izquierda según comienza la calle. Pero a partir de 1860 la locura: casas de dos, tres y cuatro alturas. Se puede decir que para 1890 prácticamente todo el barrio que hoy disfrutamos ya tenía la configuración actual. De las construcciones mas antiguas de esa época algunas de la calle de Olid, especialmente la del número 7, una propiedad del Metro de Madrid. Alguna corrala en Trafalgar, numero 33, y las casas 8, 10 y 12 de Trafalgar. Sin embargo muchas de los 80 y 90 quedan en pie. Se sabe que en este barrio se empezaron a construir casas con estructura de hierro. Si visitáis por ejemplo el restaurante italiano Il Casone, en el lado norte de la plaza, podréis ver unas estupendas columnas a lo Eiffel que dan cuerpo a todo el edificio.
De barrio de chisperos y bailongos Olavide y Trafalgar pasan a ser barrio de clases medias. De industrias medievales a industrias modernas: fábricas de gaseosa, carpinterías modernas como la de Dato- milagrosamente conservada gracias al restaurador- en el sentido gastronómico- Paulino de la calle Jordán. De casas pobretonas a magníficas residencias burguesas que van incluso mejorando a lo largo de las primeras décadas del siglo XX, llegando a cimas de la arquitectura civil tan maravillosas como muchas casas de la calle Viriato entre Trafalgar y Santísima Trinidad u otras de Juan de Austria o Luchana. Casas neomudejares como la de Álvarez de Castro esquina Viriato o calle Castillo esquina Santa Feliciana. Edificios modernistas como uno de Luchana esquina Eguilaz y hasta edificios de carácter étnico, en este caso sevillano- andaluz como el que sirve de sede al restaurante La Giralda de la calle Hartzenbush. Por no olvidar el edificio del hospital Homeopático del 1874, del que ya he hablado en este blog.
Pero el trazado de calles como Cardenal Cisneros, Olid, Palafóx, Justiniano, Murillo y otras pocas conservan el viejo carácter de aquellos viejos años. Y por supuesto la octogonal Olavide. La plaza no parece deber su nombre al ilustrado Pablo de Olavide como es pública creencia. De hecho, y no por influencias de la carcundia, el ayuntamiento quiso cambiarle el nombre en alguna ocasión por plaza de la Industria o de la Princesa.
Monumentos pocos pero muy significativos. El de los Chisperos en el cruce de Luchana con Trafalgar, de Coullaut Valera que representa a las figuras señeras de nuestro teatro musical: de la Vega, Ramón de la Cruz, Barbieri y Chueca. Y por supuesto nuestro jefe: el gran Quevedo que señala con su mirada hacia el viejo Madrid, invitándonos a marchar cual ejército popular a ocupar los espacios centrales de la ciudad. Por cierto que Quevedo, obra de Querol, vino a sustituir a la de Lope de Vega de su actual emplazamiento. El baile de las estatuas en Madrid ha sido siempre una de las grandes especialidades coreográficas de nuestra ciudad.
Estoy contando todas estas historias de Maricastaña por culpa de un comunicante que preguntó recientemente si Fernán Gómez, por cierto que nacido en Lima como nuestro llustrado Olavide- esto se llama un bucle de la historia- y Haro Tecglen fueron vecinos del barrio. Fernán Gómez, en su autobiografía titulada Tiempo Amarillo, recuerda su niñez en Álvarez de Castro 4, 9 y 11. No mudaba muy lejos su corta familia compuesta por su madre y su abuela. Cosas de los alquileres de la época. Haro, el niño republicano y primer bloguero literario de Madrid, vivía por Valle Suchill pero visitaba Olavide, sus terrazas, con frecuencia acompañado de sus perros y sus hijos pequeños. Irene Falcón, colaboradora de Pasionaria y esposa de Arconada y que en realidad se llamaba Irene Carlota Berta Lewy , también nació y vivió en el barrio, en la calle Trafalgar y así lo atestigua en sus memorias. Por aquí se pasaba a la hora del vermú Angel González a tomarse una margarita y Kiko Veneno a tomarse sus cervecitas con su amigo Fernando- por cierto Fernando que alegría verte por la calle el primer día después de tu operación-.Gentes del cine como Cesar Fernández Ardavín y toda su original y creativa familia. Parece que este barrio es propicio para el gremio de los peliculeros. Por aquí vivieron Carmen Maura y Verónica Forqué. Y en la actualidad la habitan cómicos muy conocidos de la TV, guionistas y gentes de la radio. Por supuesto que es un barrio muy atractivo para los juntaletras y es fácil ver por sus calles a gentes como Reig, uno de los mejores propagandistas de Olavide, Luis Landero y tantos otros. Periodistas como Umbral, que decía de Olavide aquello de “serpiente enroscada, maligna, decorada de ultramarinos y miradores”. Por Eguilaz, al otro lado de Luchana, se pasaba de noche Ramón Gómez de la Serna para visitar a su amante Colombine, la almeriense Carmen de Burgos, primera de nuestras feministas y periodistas militantes. Baroja fue un buen retratista de las gentes del bronce de estos distritos. En La Aurora Roja hace unos extraordinarios retratos de ese Madrid popular y barriobajero de la época de la restauración. Aquí estuvo la barraca cómico-lírica llamada El Molino Rojo si es que nos interesa hablar de teatro.
Que decir del hoy de la plaza de Olavide. Es una plaza alquilada por horas. Hay horas para los católicos borrachuzos polacos. Para los jóvenes latinos de Guayaquil y Santo Domingo. Para los jubilados adoradores del sol. Para los paseantes de perros de todas las razas. Hora para los evangélicos del templo de Trafalgar. Para los judios del sábado de la calle Balmes. Para los parroquianos de Santa Feliciana y su simpático curilla. Para las familias de derechas o las de izquierdas. Alquilada por horas por los jóvenes gafapastas y los músicos de jazz venidos de Buenos Aires. Olavide es una propiedad compartida, un part time avant la lettre, un pandemonium de gentes que se buscan la vida y que la disfrutan. De jugadores de ajedrez, de comedores de tortilla con pimientos, de maestros en las artes de ver pasar el tiempo, gloriosa especialidad de la vida.
Que tontas son estas tardes de domingo….
Por favor cualquier información que tengáis sobre Olavide. Gentes que la habitaron. Curiosidades urbanas. Todo lo que contribuya a hacer el wiki de la plaza estáis invitados a pasar por comentarios. Se aceptan cotilleos. Hay mucha tela que cortar en este barrio….

ESTA ENTRADA SUSCITÓ MUCHOS COMENTARIOS EN SU PUBLICACIÓN ORIGINAL QUE ME PERMITO COPIAR AQUI PARA CONOCIMIENTO DE LOS NUEVOS LECTORES:

Anónimo dijo...

    Hola Ángel de Olavide,

    Me presento por el de las coincidencias.

    Dos cotilleos:

    Un gran escritor de la mal llamada serie B llamado Harry Keeler vivió en Cardenal Cisneros en los años 50. Le podría dejar algún libro de él.

    Y dos: un gran poeta octogenario vive en un banco de Alburquerque. Asalta jóvenes en edad de merecer más de lo que sienten y a todas todas las hace sentir únicas ... por una rato porque tiempo después ellas descubren que el poeta declama la misma poesía a otra amante.

    En fin, de desengaños esta Olavide lleno.

    Un muy cordial saludo,

    Borja
    21/1/08 12:54

El Doctor Hache dijo...

    ¿Qué añadir, amigo Ángel, a esta no por apasionada menos exacta ni amena descripción del corazón pulsante de Chamberí, el barrio castizo pero fino y fino pero castizo de mis madriles? Recuerdos familiares de después de la Guerra, cuando mi abuela y mi madre vivían en un modesto piso de la calle Alburquerque, relatan aquellas irrepetibles verbenas del Carmen, con las calles engalanadas y los organillos invadiendo con sus notas todas esas calles que, a guisa de patas de araña, salen y entran de Olavide.
    21/1/08 14:01

El ángel de Olavide dijo...

    Hola Borja
    Gracias por las informaciones. Lo del poeta octogenario me suena. ?es un viejecito atildado, pequeñito y poca cosa que parece que siempre está diciendo cosas al oido a las chicas? siempre me ha llamado la atención pero nunca me hubiera imaginado que resultase un gran poeta. Que cosas

    Hola Pablo
    Que bueno tu comentario.. Las fiestas del Carmen..como si chamberí fuese el puerto de Madrid. Algo de eso tiene..
    Un abrazo

    Angel
    21/1/08 16:27

Anónimo dijo...

    Ese es.

    Le pediré permiso para subir una foto.

    Gran poeta... gran poeta ... creo que no lo es la verdad.

    Pero la historia tiene su gracia.

    Debiéramos hacer un comentario del Maracaná o del sastre de Eloy Gonzalo.

    Un abrazo
    22/1/08 11:31

El ángel de Olavide dijo...

    Pues nada Borja, invitado quedas a colaborar como redactor, fotografo y con la categoría que precises- jefe, adjunto o frelance-en este blog. Me mandas las cosas por email y yo las publico sin censura ni comentarios editoriales.
    Menudo chollo...
    Por cierto que al sastre de Eloy le conozco pero solo de vista...

    Angel
    22/1/08 11:45

Blanca dijo...

    Hola, Ángel:

    Quizá ya conoces esta anécdota. Hay un bar restaurante en Eloy Gonzalo cuyo nombre no recuerdo ahora; está en la acera de los pares, cerca de la farmacia Trafalgar, y tiene menú del día.

    Hace unas semanas entré por primera vez a tomar un cafetillo de urgencia. Me llamó la atención un poema que habían enmarcado, y que trataba de los buenos ratos que pasan juntos los amigos, después de las penalidades de la guerra. El dueño (o encargado, no sé), me comentó que el autor era Carlos de las Heras, el padre de Rocío Dúrcal, que había sido aviador en el ejército de la República, y solía frecuentar el bar.

    Un vecino ilustre del mundo del cine es Agustín Díaz Yanes, con el que he coincidido alguna vez comprando pan.

    Un saludo
    22/1/08 19:09

El ángel de Olavide dijo...

    Muy buenas informaciones las que pasa Blanca.
    No tenía ni idea. Por lo que se ve Olavide contiene mas cosas que las que puede ver un solo par de ojos.
    Si fuese posible crear un blog colectivo para la Plaza de Olavide a lo mejor hasta ganamos unas pesetas con publicidades de bares, restaurantes e inmobiliarias.
    Bueno, mejor no, mejor que sea gratis y que tenga sentido.

    Si nos animamos, lo hacemos....

    Se buscan mas voluntarios.

    Gracias Blanca

    Un saludo
    22/1/08 21:03

Blanca dijo...

    Por mí, encantada. Soy una fanática de Chamberí.

    Una curiosidad boba, pero que me hizo mucha gracia. En Zamora hay un famoso monumento a Viriato. Me fijé en la marca de fundición, y cuál no sería mi sorpresa cuando ví que se había hecho en una fundición situada en la calle Alburquerque. Me pareció tan gracioso, que fotografié la señal de fundición.

    Un saludo
    23/1/08 09:29

El ángel de Olavide dijo...

    Mas que una curiosidad lo de la fundición de Alburquerque es un testimonio de lo que fue este barrio no hace mas de 40 años.
    Desque aqui invito a todos los que tengan materiales sobre Chamberi, y especificamente del barrio de Olavide o Trafalgar, tal como se llama oficialmente, a mandarmelos para su publicación.
    No es una orden, solo es una sugerencia...

    Un saludo para todos

    Angel
    23/1/08 10:43

El ángel de Olavide dijo...

    Alguien necesita encintrar un piso en la Plaza de Olavide para salvar su amor.
    Si le puedes ayudar escribele en
    12 días para un milagro
    26/1/08 23:06

Brocco dijo...

    Vaya, todo un foro montado en el blog de Olavide ;)
    31/1/08 09:39

miguel dijo...

    mas recuerdos de mi adolescencia en olavide(1982-1985).En primer lugar las barbaridades tipicas de la edad,como poner petardos en las cacas de los perros,y luego salia volando el excremento,tambien los petardos tirados a los techos de los buses que pasaban por debajo del tunel(mas de un conductor se debio acordar un monton de nuestra familia),los cientos de balonazos a transeuntes,las roturas de cristales de algunas tiendas,aquellos juegos con chapas,los cromos...
    15/1/11 11:58

El ángel de Olavide dijo...

    Un poco trasto eras tu Miguel...
    15/1/11 12:06

miguel dijo...

    tambien recuerdo aquel tugurio en plena plaza,llamado big ben,donde se decia que se traficaba.No olvido tampoco aquel simpatico cura de la parroquia santa feliciana,esa iglesia pequeña en trafalgar,que habia que bajar unas escaleras,donde nadie queria casarse.Todos los chavales llamaban al cura,cucaracha,aunque casi nunca iba de negro,y el se reia.
    15/1/11 12:07

miguel dijo...

    y tampoco como olvidar aquella panaderia aun en vigor,en palafox,don lucas la regentaba,que hombre mas currante,ponia las calles.Era de jaen,no se si aun vive,pero creo que continua su hijo diego.cuando les conoci,vivian dentro de la panaderia,en muy pocos metros cuadrados,y eran 5 en total.era lo tipico de la epoca,hasta que lograron hacer un patrimonio...vendiendo barra a barra.casi nada.
    15/1/11 12:11

El ángel de Olavide dijo...

    Sobre los curas de la parroquia de Santa Feliciana en la calle Trafalgar todavía se le ve andar presurosamente por las calles del barrio y saludar a todo el mundo. Es un hombre campechano y jovial y un currante nato. Puede que también conocieses a otro cura de la parroquia. Muy bajito y que trabajaba de barrendero. Eso si que es humildad cristiana. Un cura obrero de los que ya no quedan.
    Recuerdas también a Lucas, el panadero. Vive todavía. Su hijo Diego lleva la panadería y es igual de currante que su padre. Tiene dos niños.
    A ver si te animas y escribes. Pondría tu texto en una entrada del post con el título "Un vecino del barrio de los años 80 nos cuenta la vida en la Plaza por aquellos años". Si mandas fotos de la época, incluso con gente del barrio mejor que mejor.

    Un abrazo Miguel
    15/1/11 16:04

miguel dijo...

    hola de nuevo,angel,creo que por desgracia no voy a poder proporcionarte fotos,pero si muchos comentarios y anecdotas.Los recuerdos se amontonan.En esos años(1983) los chavales formamos un equipo de futbol sala con el mismo nombre que el colegio que estaba en juan de austria,San jose.Nos inscribimos en la liga municipal,la mayoria pertenecia al colegio,como blas lanagran(hijo del panadero),fidel,canario,federico el argentino,fernando(hijo del maestro don daniel),luis cruz(hijo del dueño de un bar en alburquerque),prats,julio,juan carlos,y otros como yo que no perteneciamos a ese colegio.Otros chavales tambien se sumaron a la aventura,como palomo,bueno,jesus,agus,diego lanagran,meneses,edu,miguel angel,valentin zapatero,david usero,estos 2 ultimos magnificos peloteros,asi como german(hijo del dueño del restaurante la giralda en hartzenbusch).Fueron intensos años de innumerables partidos de futbol en la plaza,multitudinarios,desafiando toda clase de inclemencias.un abrazo
    15/1/11 17:11

miguel dijo...

    mas recuerdos,aquella perfumeria la colmena,en gonzalo de cordoba.Hubo 2,otra al principio y otra al final,vendian hasta petroleo y colonia a granel,tambien hubo otra en cardenal cisneros.Oi en su dia un rumor que uno de los dueños se suicido.los bares el paleto y el pobre en cardenal cisneros,el brillante esquina con eloy gonzalo,el economato de las hermandades del trabajo,la magnifica pizzeria(muy pequeña) il trovatore,la desaparecida tortilleria cascaras en cardenal cisneros(nunca volvi a comer unas tortillas tan ricas como aquellas),la tienda de nautica en palafox esquina hartzenbusch,la bodega diego en palafox,y aquella extraña tienda de repuestos de coches en la misma calle,por no hablar tambien en palafox de aquel sitio que vendian carne de caballo,y la chamarileria al lado de la panaderia,donde compraban cartones,chatarra...o esa lecheria en olid con un olor a vaca tremenda.Hubo tambien un sitio de revelado de fotos en la esquina de la glorieta de bilbao con luchana,bien grande.Unos billares donde se citaban todos los chavales,llamado ave fenix en alburquerque.El bazar taiwan en palafox con luchana,donde se agolpaba la gente a ver futbol.vendian teles,radio,walkman,pequeños electrodomesticos...Tambien hubo un ivarte en palafox donde vendian cosas parecidas.Y un par de tiendas de menaje en la plaza. y en trafalgar,Las ricas bravas del bar maracana,la pasteleria las 4 rosas ,la embajada china,los restos de una tahona,el ultramarinos zurdo,el innovador buffet que duro poco llamado toppics en fuencarral,la mitica señora que se apostaba junto a los cines roxy-paz que vendia chistes de amor a 100 pts y que no se los compraba casi nadie...
    15/1/11 17:34

miguel dijo...

    en cuanto a las fiestas del carmen,en julio,recuerdo aquellos conciertos que se organizaban en cea bermudez con bravo murillo,y los chiringuitos de los partidos politicos,los bocatas de chorizo,morcilla,panceta,colesterol a tope,pero que ricos
    15/1/11 17:46

El ángel de Olavide dijo...

    Con todos esos recuerdos creo que la gente del barrio tendrá casi una historia para reconstruir su propia memoria...que pena lo de las fotos. completarían el relato.

    Saludos
    15/1/11 17:49

miguel dijo...

    Ahora recordando,si puedo tener alguna foto de aquellos compañeros y amigos del futbol.Hacia 1984 tanto yo como valentin zapatero rubio hicimos de improvisados periodistas y creamos un modesto periodico deportivo donde narraba los partidos de los equipos nuestros,acompañandolas de algunas instantaneas que hacia yo,en aquellas canchas como el vallehermoso,el colegio claudio moyano,el rufino blanco y la safa.Buscare a ver que encuentro,pero la calidad de las fotos seran de andar por casa,y ademas son fotocopias de fotos en blanco y negro,pero bueno.saludos angel
    15/1/11 21:38

miguel dijo...

    una cosa que me llamo bastante la atencion de la plaza fue la gran prisa que se dieron en configurar la plaza,en tiempo record.Tras ver el panorama desolador de la plaza un monton de tiempo donde nadie se ponia manos a la obra,de repente,en poco menos de una semana,se remato todo.
    15/1/11 21:44

El ángel de Olavide dijo...

    Miguel
    Supongo que te refieres a la primera reforma. Luego no se si sabes que hace unos pocos años, no recuerdo bien pero hace mas o menos siete años o así el ayuntamiento hizo una segunda reforma para cargarse la estructura del centro de la plaza que se había convertido en un canódromo. Los vecinos no quedaron satisfechos y tras una serie de movilizaciones se consiguíó hacer una tercera reforma que ha conseguido darle un efecto ajardinado, como si fuese un parque, que está mas o menos conseguido
    16/1/11 11:30

miguel dijo...

    otros establecimientos que me vienen a la cabeza son muebles lopez en luchana,la mitica papeleria salazar tambien en luchana,la nestle,la tienda de pinturas ynamela en alburquerque,la patateria-churreria de trafalgar,asi como el puesto de quinielas,otra tienda de cuchillos en cardenal cisneros con hartzenbusch,el rodilla de fuencarral,asi como azules de vergara,muy cerca de quevedo,la discoteca cerebro,el bazar chamberi,un par de panaderias de cardenal cisneros,una especie de taberna que siempre la vi cerrada en la misma calle que se llamaba la zamorana o algo asi,una tienda de pollitos en trafalgar que no se si sigue,una tienda de chuches en sta.feliciana esquina juan de austria,varias peluquerias como una en olid,otra de juan de austria,y la de eloy en gonzalo de cordoba,2 tiendas de electricidad una en esta misma calle y otra en palafox,la minuscula cerveceria de cardenal cisneros con alburquerque,una ortopedia en esta misma calle,la sala clamores,una tienda de fornituras y todo un poco en feijoo,la autoescuela y la pescaderia de trafalgar,los billares y aquel bar de la glorieta de quevedo,las huellas del tranvia aqui mismo.En fin,continuara.mas saludos.
    16/1/11 11:38

miguel dijo...

    yo me marche del barrio en 1998 y lo que ocurriese con posterioridad ya lo desconozco,ponme al corriente.Y aunque vivo relativamente cerca,solo una vez he vuelto a pasar por la zona,y por cierto charle con diego el de la panaderia,me alegro mucho verle y saber que continua con el negocio,fue uno de mis mejores amigos a pesar de que le sacaba 6 o 7 años.un abrazo
    16/1/11 11:42

miguel dijo...

    Recuerdo tambien aquellos flirteos con chicas,que estudiaban en un colegio muy proximo,el radio españa en la calle manuel silvela,como olvidar a natalia,mari mar,victoria,paloma...Tiempo de amores platonicos...
    22/1/11 16:34

El ángel de Olavide dijo...

    Es un mensaje para Borja autor del primer comentario en el que nos habla de Harry Keeler.
    Como he empezado un nuevo blog llamado La Plaza de Olavide he querido investigar mas sobre el tema de este autor americano referido a su estancia en España. Me he puesto en contacto con Richard Polt autor de la página web de Keeler y me informa que es muy dudoso de que el autor llegase a vivir en España e incluso de que viajase pero que en cualquier caso esa circunstancia admite nuevas evidencias.
    Me pregunto si puedes, en el caso de que veas este mensaje, ovbiamente, darme mas detalles sobre esa información de que el autor vivió en la calle Cardenal Cisneros. Si puedes ponerte en contacto conmigo via email te lo agradecería

    Un saludo
    Angel
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...